ver stv en directo bienvenido a stv

Hojas Parroquias


1049 domingo 20 julio 2014 La hoja parroquial de Arnedo ‘Nuestras Parroquias’

Categoría : Parroquia Arnedo
STVRioja Baja
STV RIOJA 24 H. www.stvrioja.com Hojas Parroquiales 1049 domingo 20 julio 2014
La hoja parroquial de Arnedo ‘Nuestras Parroquias’

LECTURA PERMANENTE: www.stvrioja.com/tvlocal-32-Hojas_Parroquias.html

SALUDO DEL PARROCO

Amigos/as: Tras la agitación final/semana llega la tranquilidad de un lunes donde no suele haber demasiado trajín por la parroquia. Sólo una misa funeral esta tarde, como ya va siendo habitual útimanente (la pasada semana tuvimos funeral de lunes a sábado incluidos). Así es "la muerte que se viene tan callando..." Alguno me dijo esos días si no estaba cansado de 'tantos muertos'. Le dije que no; que era muy sentido y que cada uno me resultaban como propios después de haber dado el pésame a la familia. Y que la celebración me resultaba muy gratificante cuando acertaba a consolar a los allegados y amigos. Es nuestra forma de 'acompañar en el duelo'. Ahora que está tan de moda eso de llamar al psicólogo especialista en duelos, yo siento cada vez más propio hacerlo como se ha hecho siempre, con la ayuda de la fe y de los sacramentos y rituales tradicionales que a cuantos tienen experiencia de fe, aunque sea lejana de su infancia, resulta verdaderamente consoladora. Así es que no me cuesta nada, auque exija cada día un mensaje distinto para no caer en la repetición...
Más me cuestan las bodas, le dije a mi amigo, donde la mayor parte de los asistentes 'no saben si matan o espantan'. Los/as más cercanos se esmeran en hacer ver a los novios que están allá, y hay que asistir a 'la pasarela Cibeles' cuando salen a leer lecturas o peticiones... ¡Dios bendito! (Encontraste es una gozada celebrar algunas pocas bodas donde todo el mundo sabe a qué está; o mucho más aún celebrar Bodas de Plata,, y más aún de Oro que son una gozada familiar).
Ya veis que la vida de un cura de pueblo tiene de todo...Otro día más.
Un abrazo cordial a todos/as y cada uno/a. Tomás

Por conseguir limpieza destruimos otras posibilidades. Nos dejamos fermentar lo que puede ser un gran logro.

CINCUENTA AÑOS

Esta tarde a las ocho, en la Capilla de las MM. Clarisas, nuestro paisano y compañero don Fernando Miranda Rubio, como ya anunciamos la pasada semana, dará gracias al Señor por sus Cincuenta años de Presbítero tras los Cincuenta años del Concilio Vaticano II. Me duele no estar presente ya que estaré visitando la exposición ‘Las Edades del Hombre’ en Aranda de Duero con un buen grupo de arnedanos. Pero ello no impedirá que pensamiento y oración estén esta tarde con quienes festejéis tan agradable aniversario.
Fernando nos contaba su trayectoria pastoral en diversas parroquias de La Rioja. Su trayectoria más interior es suya, pero la trayectoria personal de su vivir la fe es común a casi todos nosotros los que ya peinamos canas, el que aún puede, y que constituimos el grueso de quienes en palabras y obras nos declaramos aún creyentes católicos en esta machacada Iglesia de nuestros trabajos.
Ha sido una trayectoria fascinante: nacimos al presbiterado con el Concilio y hemos sido testigos de su impacto maravilloso en nuestras comunidades. Testigos de la avalancha de secularización y últimamente, desmantelamiento de unas comunidades de tradición que, tras el vendaval de la increencia o, lo que es peor, la indiferencia, han sido agitadas tan furiosamente que o han abandonado la lucha o se han sentido desmanteladas en sus creencias, atormentadas en su conducta y desanimadas por la soledad en que hay que vivir este período de la historia.
Sin embargo aquí estamos: Celebrando haber alcanzado estos años de madurez con cierto equilibrio interior, con las fuerzas a tope para agotarnos por Cristo y con la firme esperanza de que los gemidos de aquella Iglesia que heredamos son gritos de dolor de la madre que da a luz un nuevo ser Iglesia: la que fuera engendrada en los dramáticos días del Concilio Vaticano II. Parecía que nunca llegaría.
Hay que recordar que todos los Concilios de la Iglesia fueron convocados en momentos dramáticos de la iglesia y que sus frutos tardaron siempre décadas en llegar a madurez. Así ocurre en nuestros días. Aún nos debatimos en posturas diferentes, pero se percibe claramente que Jesucristo, es el Señor de la historia. Es cierto que muchos compañeros pagaron con sangre su rebeldía por cambiar las cosas. Que Dios se lo pague.
A tiempo sin embargo nos ha llegado una buena ‘comadrona’ que ayude a alumbrar sin traumas una renovada Comunidad: el papa Francisco. Transmite confianza en Dios. Cree y vive lo que ha recibido del Señor. Y lo transmite con la misma sencillez del Buen Pastor. Todo él es una parábola de la ternura, la cercanía, la sencillez y el deseo de curar del Señor. Amigo Fernando, en el atardecer de la vida podemos decir con Simeón: “Ahora, Señor, según tu promesa puedes dejar ir a tu siervo en paz. Nuestros ojos pueden ver la Salvación de Dios”.


Lecturas del DOMINGO XVI ORDINARIO

LECTURA DEL LIBRO DE LA SABIDURÍA 12,13.16-19

Fuera de ti, no hay otro dios al cuidado de todo, ante quien tengas que justificar tu sentencia. Tu poder es el principio de la justicia, y tu soberanía universal te hace perdonar a todos. Tú demuestras tu fuerza a los que dudan de tu poder total, y reprimes la audacia de los que no lo conocen. Tú, poderoso soberano, juzgas con moderación y nos gobiernas con gran indulgencia, porque puedes hacer cuanto quieres. Obrando así, enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano, y diste a tus hijos la dulce esperanza de que, en el pecado, das lugar al arrepentimiento.

Salmo responsorial: 85Tú, SEÑOR, ERES BUENO Y CLEMENTE.

Tú, Señor, eres bueno y clemente, / rico en misericordia con los que te invocan. Señor, escucha mi oración, / atiende a la voz de mi súplica. R.
Todos los pueblos vendrán / a postrarse en tu presencia, Señor; bendecirán tu nombre: / "Grande eres tú, y haces maravillas; / tú eres el único Dios." R.
Pero tú, Señor, Dios clemente y misericordioso, / lento a la cólera, rico en piedad y leal, mírame, ten compasión de mí. R.

CARA DE SAN PABLO A LOS ROMANOS 8,26-27

Hermanos: El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, porque nosotros no sabemos pedir lo que nos conviene, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el deseo del Espíritu, y que su intercesión por los santos es según Dios.

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 13,24-43

En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola a la gente: "El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: "Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?" Él les dijo: "Un enemigo lo ha hecho." Los criados le preguntaron: "¿Quieres que vayamos a arrancarla?" Pero él les respondió: "No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: 'Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero.'""
Les propuso esta otra parábola: "El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas”…
….Los discípulos se le acercaron a decirle: "Acláranos la parábola de la cizaña en el campo." Él les contestó: "El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será al fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga”.

MOVIMIENTO PARROQUIAL JUNIO 2014 DIFUNTOS
1.- BENITA HERCE PÉREZ, 95 años
2.- LUCÍA PÉREZ MARTÍNEZ, 8
3.-MARÍA ESTHER ORTIGOSA SÁENZ, 66
4.-PILAR GARRIDO CALVO, 80
5.- JOSÉ URBANO MURO HERRERO, 64
6.- ALICIA SALAS JIMÉNEZ, 81
7.- ALMUDENA RUBIO JIMÉNEZ, 86

ALEMANIA NO SÓLO GANÓ EN EL CAMPO (RD 15.07.14)

Una de las críticas más comunes que reciben los futbolistas de élite es que viven en un mundo aparte, sin ningún deseo de relacionarse con los mortales, pues la sociedad les ha hecho creer que son dioses y que no necesitan bajar al mundo real para no desvirtuar su “imagen divina”.
Está siendo noticia en estas horas posteriores a la final del Mundial la actitud de la selección alemana en los 33 días que pasaron hospedados en Santa Cruz Cabrália, en el sur del estado de Bahía, donde construyeron su propio centro de entrenamiento. Y todo comenzó por ahí, pues desde la construcción de este complejo se empañaron en que los trabajadores fuesen de la región.
La interacción con la población local fue constante, y dentro de esto quiero destacar la identificación que tuvieron con los indígenas, en concreto con los Pataxós, que habitan esta región.
Todo esto contrasta con la actitud que los gobernantes brasileños tienen con las poblaciones indígenas. Muy cerca de Santa Cruz Cabrália se encuentra la Serra do Padeiro, donde los tupinambá continúan siendo perseguidos. Los xucurus, tribu del interior del estado de Pernambuco, de la que es descendiente el jugador de la selección brasileña Paulinho (sus abuelos vivieron en esa aldea indígena) escuchaban los partidos por la radio, pues no tienen luz, ni agua corriente, ni cobertura en los móviles.
Los muchas veces olvidados indígenas brasileños participaron de algunos entrenamientos de la selección alemana y juntos se divirtieron, se sintieron felices y se unieron para buscar juntos la victoria, la futbolística en el caso de los alemanes, la del respeto y reconocimiento social para los indígenas.
Hubo gestos en ambos sentidos que ponen de manifiesto esta identificación común. La federación alemana hizo una donación de diez mil euros para que los indios pudiesen comprar una ambulancia para la aldea y después de ganar el título, colocaron la copa en el medio de un círculo, para juntos bailar, ante los ojos de millones de espectadores, la danza de la fortaleza, que los indios pataxós les habían enseñado días atrás. Este mismo ritual había sido realizado por los indios, pintados con los colores de la bandera alemana, poco antes de que el brazuca comenzase a rodar en el estadio de Maracanã.
Las actitudes que las personas tienen con los que la sociedad ignora y desprecia nos muestran su calado moral. Alemania ha sido un país marcado por actitudes deplorables a lo largo de la historia, pero la postura de sus jugadores muestra que no siempre los estereotipos responden a la realidad. Es verdad que la selección alemana hoy está compuesta por jugadores de diversas procedencias, encontrando entre ellos descendientes de polacos, turcos, tunecinos, ghaneses, lo que puede habar ayudado a valorar las diferentes culturas. Poco a poco debemos ir descubriendo que quien es diferente no es enemigo y que, al contrario, puede ser motivo de crecimiento común.
Podemos decir que Alemania no sólo ganó en el campo. También ganó el reconocimiento de quien cree en un mundo mejor para todos, pues por encima de los goles están las personas, también aquellas que para muchos no cuentan.
Uno de los grandes pensadores de hoy, Emmanuel Levitas, fundamenta su antropología en la afirmación rotunda de la primacía del otro como verdad fundamental del ser humano y lugar donde adquieren sentido sus dimensiones metafísico-religiosas. Ello implica que ese ‘otro’ irrumpe en nuestra existencia, se impone por sí mismo, pero también que esta certeza conlleva una dimensión ética que los seres más indigentes y necesitados de este mundo se encargan de recordarnos. El reconocimiento de su desnudez, su deseo de ser alguien ante los demás, de ser tratado como ellos, es una cuestión de justicia... y de bondad. La acogida del otro, su presencia exigente, hacen de la relación interpersonal el lugar donde se manifiesta el absolutamente Otro.

UNA CHARLA SIN DESPERDICIO

El papa Francisco habla desde el corazón y así nos llega a él y a las preocupaciones que de verdad os importan. Una muestra es la charla que tuvo en Molise, una región italiana semejante a La Rioja en habitantes y extensión y mucha agricultura. Allá habló para todos en la Universidad:
Queridas autoridades, profesores, estudiantes, personal de la universidad, queridos hermanos y hermanas del mundo del trabajo. Les agradezco por la acogida, especialmente por haber compartido conmigo la realidad que viven, los esfuerzos y las esperanzas.
Mi visita en Molise inicia a partir de este encuentro con el mundo del trabajo, aunque el lugar en que nos encontramos es la universidad. Y esto es significativo: expresa la importancia de la investigación y de la formación también para responder a las nuevas y complejas necesidades que la actual crisis económica pone en el plano local, nacional e internacional.
Dio testimonio de esto el joven agricultor con su decisión de hacer un curso universitario agrícola y

de trabajar la tierra por 'vocación'. El quedarse del campesino en la tierra no es quedarse quieto, sino hacer un diálogo fecundo, creativo, el diálogo del hombre con su tierra, que la hace florecer, que la hace volverse fecunda para todos nosotros. Esto es importante. Un buen recorrido formativo no ofrece soluciones fáciles, sino que ayuda a tener una mirada más creativa, para valorizar mejor los recursos del territorio.
Comparto plenamente lo que ha sido dicho sobre 'custodiar' la tierra, para que dé fruto sin ser explotada. Esta es una de los mayores desafíos de nuestra época convertirnos a un desarrollo que sepa respetar lo creado.
Cuando veo en América y mismo en mi país, tantos bosques arrasados que se vuelven tierra que no se puede cultivar ni dar vida. Este es el pecado nuestro de explotar la tierra y no dejar que nos dé lo que tiene adentro con nuestro ayuda de la cultivación. (En 2015 publicará el papa Francisco una Carta sobre la Ecología).
Otro desafío emergió de la voz de esta buena mamá obrera, que ha hablado también en nombre de su familia: el marido, el niño pequeño y el niño que lleva en su vientre. El suyo ha sido una llamada en favor del trabajo y al mismo tiempo por la familia. ¡Gracias por este testimonio! De hecho hay que tratar de encontrar conciliar los tiempos del trabajo con los tiempos de la familia.
Y les diré una cosa, cuando voy y confieso gente, ahora no tanto como lo hacía en la otra diócesis. Cuando viene un papá o una mamá joven le pregunto cuántos niños tiene, y el pregunto: ¿Tu juegas con tus niños? La mayoría dice: ¡Cómo padre! Sí, ¿tú juegas, pierdes el tiempo con tus niños? Sí estamos perdiendo esta sabiduría de jugar con nuestros niños. La situación económica los lleva a esto. ¡Por favor pierdan el tiempo con sus niños! El domingo, este domingo de familia al que la señora hizo referencia, no es perder el tiempo.
Esto es un punto crítico, un punto que nos permite discernir, evaluar la calidad humana del sistema económico en el cual nos encontramos. Y en el interior de este ámbito se coloca también el tema del domingo laborable. La pregunta es: ¿a qué cosa queremos dar la prioridad? … Quizás haya llegado el momento de plantearnos si trabajar el domingo sea una verdadera libertad. Porque el Dios de las sorpresas rompe los esquemas, da sorpresas y rompe los esquemas para que nosotros nos volvamos más libres, es el Dios de la libertad.
Queridos amigos, hoy me gustaría unir mi voz a la de tantos trabajadores y empresarios de este territorio para pedir que se pueda efectuar 'un pacto por el trabajo'. He visto que en Molise se está intentando responder al drama de la desocupación juntando las fuerzas … un 'pacto para el trabajo' …
No tener trabajo no significa sólo no tener lo necesario para vivir... Ese no es el problema, porque el problema es no llevar el pan a casa, porque eso quita la dignidad. Y el problema más grave no es el hambre sino la dignidad. Sobre esto tenemos que trabajar y defender nuestra dignidad que la da el trabajo.
Gracias. Papa Francisco
UNA PREGUNTA: Empresarios arnedanos: ¿Porqué no ‘un pacto por el trabajo’?


© 2008-2017 STVRIOJAAcerca de ...Condiciones de UsoWebmaster Indómita