ver stv en directo bienvenido a stv

CALAHORRA. Cofradía de la Santa Veracruz y Grupo Paso Viviente calagurritanos de honor

STVRioja Baja
Dentro del acto se impuso el pañuelo de fiestas o de calahorranos de honor a la Cofradía de Santa Veracruz y el Grupo Paso viviente.
‘Calagurritano de honor 2010’, este año ha recaído en dos importantes colectivos de aglutinan y mueven mucha gente, Cofradía de La Vera Cruz, y el Grupo Paso Viviente.
El Alcalde manifestaba que a diferencia de anteriores ediciones la distinción no va a recaer sobre una persona sino sobre cientos de calagurritanos. Porque el Ayuntamiento, este año, desea tributar un homenaje a dos colectivos muy representativos de la ciudad. Dos colectivos que arrastran tras de sí a más de 2.000 personas. Con lo que nuestro homenaje se hace extensivo a todos ellos.
En un momento como el que estamos, en el que cada día se hace más patente el deseo de extender el laicismo por parte del Gobierno Central, el Ayuntamiento de Calahorra desea reconocer el esfuerzo, el trabajo y el tesón de la Cofradía de la Santa Vera Cruz y del Grupo Paso Viviente. Porque ambos, la Cofradía desde siglos atrás, y el Paso Viviente desde hace alguna década, además de aunar y canalizar el sentimiento religioso, se han convertido en factores claves para la atracción del turismo. Ellos han hecho posible, por ejemplo, que actualmente estemos tramitando la declaración de nuestra Semana Santa como Fiesta de Interés Turístico Nacional.
No hace falta enumerar los méritos que a ambos colectivos les hacen merecedores de este reconocimiento. Los ciudadanos, todos, año a año, respaldan con su apoyo y participación los diferentes actos que ambos promueven.: concentración de bandas, Mercado, procesiones, escenificación de la Pasión... Ambos son acreedores del interés turístico que ha convertido a Calahorra en un referente en nuestra Comunidad.
Es deseo del Ayuntamiento que cada uno de esos calagurritanos y calagurritanas que componen la Agrupación y la Cofradía, hagan suyo el reconocimiento que les tributamos por su contribución a engrandecer nuestra Semana Santa y, con ella, el nombre de nuestra ciudad: Calahorra.
Se les va a entregar unos bonitos cuadros realizados por el pintor calagurritano Javier Garrido Romanos y que manifiestan en cada uno de ellos la vivencia de alguno de los actos más significativos de estos dos colectivos:
-La obra que será propiedad de la Cofradía de la Vera Cruz, lleva por título Procesión de la Vera Cruz en Calahorra. En ella el autor ha omitido deliberadamente el paso para realzar el espíritu colectivo de la Cofradía.
La técnica empleada ha sido óleo sobre soporte de cartón, previamente tratado e imprimado. Con un formato
extremadamente apaisado, sus medidas son 35x70 cm. Uno de los factores determinantes para comprender la obra es la luz porque las fuentes de iluminación remiten a los tres elementos de representación en la obra.
La luz natural, proveniente de la luna llena sobre el cielo de Calahorra, señala que estamos en la noche de Viernes Santo. El segundo foco de iluminación procede del alumbrado urbano, que el pintor ha ubicado en el Planillo de San Andrés. La torre de su iglesia hace referencia al domicilio de la cofradía, que es la parroquia de San Andrés. El arco romano del Planillo es una alusión a la historia bimilenaria de la ciudad. La tercera y última fuente de iluminación es la de la propia procesión, que se sitúa en primer plano e invade, prácticamente, el espacio del espectador.
Como se aprecia, todos los elementos representados que integran la procesión, son claros atributos que pertenecen a la Cofradía de la Vera Cruz. El traje que visten los penitentes, tanto los ‘lobos’ como los capirotes, lleva los colores de la cofradía: negro y burdeos. Y centra la composición la cruz, símbolo del cristianismo, en un
violento contraluz de negro y plata derramada de la luz lunar.
-La obra que corresponderá a la Agrupación Paso Viviente ha sido titulada por su autor, ‘Escena de la Pasión de Cristo. El Calvario’.

El procedimiento técnico empleado también ha sido de óleo sobre soporte de cartón previamente tratado e imprimado. La escena del cuadro recoge uno de los momentos finales de la escenificación de la Pasión de Cristo que tiene lugar en Calahorra la noche del Jueves Santo. El Calvario, junto al antiguo depósito del agua, centra su interés en la exigencia estética del pintor, así como en el contenido simbólico que propone.
Respecto a la estética, el principal reto reside en las tres fuentes distintas de iluminación.
La luz artificial que, en un primer término, ilumina a las cinco figuras; la luz natural de la luna que alumbra el cielo, y, al fondo, las luces de las localidades limítrofes de Navarra que tintinean al
pie del horizonte.
El contenido simbólico de la obra se resume en las alusiones que el pintor hace al paisaje y a la historia de la ciudad. El paisaje no sólo actúa como fondo real de escenario, sino que destaca el antiguo depósito de agua como referencia municipal, erigida ante el horizonte de la ribera como un icono del perfil de la ciudad.
La alusión a la historia de Calahorra está centrada en los dos centuriones romanos que custodian el cuerpo de Cristo ya sin vida. Estos simbolizan a San Emeterio y a San Celedonio, patronos de nuestra ciudad.
Como se puede apreciar, se trata de un obsequio muy preciado y a la vez muy nuestro, que evidencia nuestro sentir, nuestras devociones.
23
Ago
2010
STVRioja Baja STVRioja Baja

Historial de Noticias

Fecha








Contenido

Búsqueda personalizada


© 2008-2018 STVRIOJAAcerca de ...Condiciones de UsoWebmaster Indómita