ver stv en directo bienvenido a stv

ARNEDO. El Colegio Sagrado Corazón de Arnedo celebró el 350 aniversario de la Familia Vicenciana

STVRioja Baja
Este sábado se celebraba en Arnedo el 350 aniversario de los fundadores de la Familia Vicenciana, así la dirección, la comunidad, el claustro de profesores y en realidad desde la familia que compone el Colegio Sagrado Corazón de Arnedo, las Juventudes Marianas Vicenciana, las devotas de la Medalla de la Milagrosa y todas aquellas personas o entidades, afines a la Familia Vicenciana, disfrutaron y se regocijaron con la festividad.
Para ello se llevó a efecto el sábado día 27 una jornada de profesores, desde las 9,45, acogida y oración, seguido de una conferencia del Padre José Manuel Aparicio que habló de ‘responsables de una herencia’. Mas tarde el equipo de titularidad y financiación de los centros, Sor Concepción Viviente y Carmen Pérez, hablaron del tema. Sobre las 13 horas ser contaron en un panel de experiencias, las vividas por los profesores que acudieron a una peregrinación a París. A las 13,30 en el Teatro Cervantes, se escenifico la obra musical ‘ 350 años de aventura. Implicados en una misión de amor’, con el grupo de teatro de Cartagena ‘Implik2’. Sobre las 15 horas fue el fin de la jornada con una comida de hermandad.
Por la tarde a las 17,30 el Presidente de la Comunidad de La Rioja, visitó las instalaciones del Colegio Sagrado Corazón, y compartió la alegría de la fiesta con la Directora del Centro, María Concepción Bueno Sánchez; la Consejera de Enseñanza, Concepción Vicente, y miembros del Claustro de profesores y con el resto de la comunidad.

350 AÑOS DE AVENTURA IMPLICADOS EN UNA MISIÓN DE AMOR
Como diría San Pablo, estamos llamados a “hacernos todo a todos” porque nos encontramos en muchos lugares del mundo con gente alejada del concepto tradicional de Iglesia, gente inconsciente de que Dios está presente en sus vidas en y a través de los sacramentos. De alguna forma, por medio de nuestra misión, tenemos que acercarnos a ellos. Como dijo Jesús, Él vino a sanar no a los sanos sino a los pecadores, a los alejados. Él se acercó a la oveja perdida que se había extraviado de las otras noventa y nueve. A esos, como miembros de la Familia Vicenciana, estamos llamados a buscar, a ir hacia ellos, acercándonos sin esperar a que ellos vengan a nosotros, sino moviéndonos nosotros primero para ir hacia ellos. Es el concepto de misión hoy motivado por la verdadera caridad.
Para honrar a San Vicente en el año de su 350 aniversario, creo que es importante que aprendamos más sobre sus compañeros Luisa, Portail y otros que han compartido su herencia. Esto es precisamente lo que se pretende con el año jubilar: ahondar nuestro conocimiento principalmente de Santa Luisa como compañera de San Vicente en la caridad y en la misión hacia los pobres.
Intentamos estimular la creatividad de los miembros de la Familia Vicenciana en todo el mundo. Estas actividades nos ayudarán a pensar globalmente y a responder con proyectos locales. Por ejemplo, hemos animado a las Provincias de Italia, Eritrea y Etiopía a celebrar a nivel local el 150 aniversario de la muerte del gran misionero San Justino de Jacobis. Acciones parecidas pueden llevarse a cabo a través de la Familia Vicenciana internacional. Nos gustaría conocer estas actividades. Para ello, hemos creado una ventana “web” donde se puede publicar las actividades que se llevan a cabo a nivel local ayudándonos a todos a celebrar, meditar y profundizar nuestro camino con San Vicente y Santa Luisa durante este Jubileo.
El lema durante estos dos últimos años ha sido el cambio systémico y lo seguirá siendo durante el 350 aniversario. De alguna forma, este lema ha gozado de mucha atención y también de cierta reacción por parte de algunos debido a sus ramificaciones políticas totalmente ajenas a nuestra intención. Nos interesa esta expresión sociológica actual como medio de llegar a los agentes del cambio en conformidad con el regalo que Dios nos ha concedido y que caracteriza lo que verdaderamente somos: agentes de caridad. Esperamos promover la caridad que no es un donativo a los pobres sino una mano para ayudarles a ponerse en pie. Unidos a los pobres y desde su realidad, podemos trabajar y evangelizar de forma que el mundo se convierta en un lugar un poco más agradable para ellos.
Les animamos a todos Uds. a continuar profundizando su comprensión de este concepto sencillo que, a veces, complicamos nosotros; un concepto que va siendo más estudiado en distintas reuniones por todo el mundo. Hasta ahora hemos tenido una reunión de estudio para los dirigentes Vicencianos en Mexico; seguirán otras en Junio en Brasil, en Julio en Camerún para los países de África-Madagascar y en Bangkok (Tailandia) para los de Asia-Occeanía. Los años siguientes vendrán unas reuniones de estudio en Europa y en Estados Unidos de América. Se trata de reuniones que ayuden a los dirigentes Vicencianos a entender la metodología del cambio systémico para ponerla en práctica junto con los pobres a los que se intenta ayudar en todo el mundo.
Termino con una nueva oración para el año jubilar, un año de caridad y de misión. Espero que el mismo espíritu que llenó el corazón de San Vicente y Santa Luisa llene también los nuestros mientras continuamos dando testimonio y sirviendo a nuestros amos y señores, los Pobres.
Señor Dios Omnipotente, Padre de los pobres. Tú nos concedes la gracia de conmemorare este año el 350 aniversario de la muerte de San Vicente y de Santa Luisa. Te damos redidas gracias por este don. Concédenos por su intercessión, que nos dejemos transformar más plenamente por el Espiritu que Tú les diste. Que el Espíritu de Caridad inunde nuestro corazón y nuestra mente para que nuestro amor por los marginados y rechazados de la sociedad, sea inventivo hasta el infinito, cariñoso, atento, misericordioso y previsor.
Haznos descubrir la audacia de San Vicente y de Santa Luisa, la laboriosidad y las fragancia de aquel amor siempre renovado por los pobres, que les ayude a cambiar de verdad su vida.
Ayúdanos a hacer fuerte y humilde nuestra fe en este mundo nuestro que parece tan alejado de Ti, pero que tiene una gran sed de Ti.
Haz que podamos ser signo de esperanza para muchos, como lo fueron San Vicente y Santa Luisa, simples compañeros de viaje por el mar de la vida. Concédenos que no nos echemos atrás frente a las dificultades y que nos esforcemos con nuestras manos en favor de los pobres, nuestros maestros. Haz que en su escuela aprendamos a ser verdaderos hijos tuyos, dignos herederos del carisma que Tú confiaste a San Vicente y a Santa Luisa para bien de la Iglesia y de toda la humanidad.

Que este año jubilar sea para toda la Familia Vicenciana, un año de gracia y de conversión; y para los destinatarios de nuestro amor, un año lleno de bendiciones. Amén.
Su hermano en San Vicente G. Gregory Gay, C.M. Superior General
01
Mar
2010
STVRioja Baja STVRioja Baja

Historial de Noticias

Fecha








Contenido

Búsqueda personalizada


© 2008-2018 STVRIOJAAcerca de ...Condiciones de UsoWebmaster Indómita