ver stv en directo bienvenido a stv

-ARNEDO. 1833 Hoja Parroquial Arnedo -Encuentro parroquial fin de curso -reflexión la FE -colecta Cáritas

STVRioja Baja
-ARNEDO. 1833 Hoja Parroquial Arnedo -Encuentro parroquial fin de curso -reflexión la FE -colecta Cáritas

VER VIDEO: youtu.be/ONF74xmBGwU

EL PÁRROCO
Con un pie ya casi en el autobús. Mañana ¡agua! Marchamos a ver las Edades del Hombre, exposición de la que me han hablado muy bien. Esperemos no salir defraudados. Os contaré. Antes visitamos el Cañón del Ebro ¡agua!; después Orbaneja del Castillo ¡más agua!; subimos más arriba al Pantano del Ebro ¡aaaaagua! Y nos metemos hasta el nacimiento del Ebro en Fontibre agua a borbotones!
Comemos en un campo de golf ¿agua? Y vino, nos dicen. Y terminamos en Aguilar de Campoo. Esperemos que no haya agua, esta vez del cielo. Un abrazo amigos. Tomás
HOJA PARROQUIAL DE ARNEDO n.1.833 NUESTRA PARROQUIA 10 junio de 2018
CARTA CONVOCATORIA AL

ENCUENTRO PARRQQUIAL DE PASTORAL

Queridos arnedanos:
Me dirijo a todos los arnedanos, sobre todo a cuantos nos confesamos católicos y además nos definimos como tales por nuestra asidua asistencia a la Eucaristía dominical.
Os invito a participar en la Reunión Final de Curso que cada año celebramos en nuestra
Parroquia. En ella, cada dos años, se renueva nuestro Consejo Parroquial de Pastoral. Y el año alterno se celebra este Encuentro buscando adecuar nuestro modo de evangelizar, de anunciar la
Buena Noticia que, para la humanidad generación tras generación, es Jesús de Nazaret. Él nos ha hecho conocer el amor de Dios. Y su consecuencia más inmediata es que hemos de amarnos como Él mismo nos amó. Dicho en otras palabras. Queremos en Arnedo formar una familia cristiana abierta a todos, dispuesta para servir a todos, constituida para ser, desde la actuación de cada uno y desde la estructura de nuestra Parroquia, instrumento de unidad, de compasión y de paz para nosotros y cuantos encontremos en nuestro camino.
Pedimos la colaboración de todos para dar un paso adelante. El mundo que nos rodea es cada vez más intrincado y difícil. Esto no es nuevo… pero es nuestra novedad. Este cambio de época tan señalado que nos anuncia un tiempo de confusión, búsqueda, investigación y tanteos a ciegas para encontrar la salida a una nueva era en la que también el Evangelio pueda seguir alumbrando el Camino de Jesús a los contemporáneos del mañana.
Y ello nos lleva a una revisión de nuestro presente. No estamos contentos con lo que hacemos. Sí de las personas, sí de los militantes que trabajan con ilusión en las diversas tareas parroquiales, sobre todo las dirigidas a la evangelización. Pero vemos que los resultados no corresponden a los fines, al esfuerzo y a la esperanza de extender el evangelio.
¿Cómo ayudarnos en este proyecto de reflexión?: Respondiendo a estas cuestiones para el ENCUENTRO PARROQUIAL FIN DE CURSO el día 29, VIERNES a las 20 h en la Rasa Rosa.
1º La Fe una experiencia personal. Se transmite con el ‘boca a boca’. ¿Quién y cómo me la dio a mí?, ¿A quién y cómo se la transmito?
2º ¿Cómo se manifiesta esta Fe recibida en nuestras obras de creyentes? Señala personas, instituciones, y medios de hacer llegar el fruto de nuestro amor fraterno a los pobres, /pecadores, /descartados de la sociedad /Inmigrantes, /alejados…
3º ¿Cómo hacer nuestra celebración de la Fe, (Todo lo que es celebrar nuestra Fe, no solo la
Eucaristía) acogedora, inclusiva, abierta y expresiva?
RESPONDED POR ESCRITO PERSONAL O EN GRUPO Y DEJADLO EN EL BUZÓN DE LA PARROQUIA.

DOMINGO X ORDINARIO

LECTURA DEL LIBRO DEL GÉNESIS 3,9-15

Después que Adán comió del árbol, el Señor llamó al hombre: "¿Dónde estás?" Él contestó: "Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo, porque estaba desnudo, y me escondí." El Señor le replicó: "Quién te informó de que estabas desnudo? ¿Es que has comido del árbol del que te prohibí comer?" Adán respondió: "La mujer que me diste como compañera me ofreció del fruto, y comí." El Señor dijo a la mujer: "¿Qué es lo que has hecho?" Ella respondió: "La serpiente me engaño, y comí." El Señor Dios dijo a la serpiente: "Por haber hecho eso, serás maldita entre todo el ganado y todas las fieras del campo; te arrastrarás sobre el vientre y comerás polvo toda tu vida; establezco hostilidades entre ti y la mujer, entre tu estirpe y la suya; ella te herirá en la cabeza cuando tú la hieras en el talón."

Salmo responsorial: 129 DEL SEÑOR VIENE LA MISERICORDIA, LA REDENCIÓN COPIOSA.

Desde lo hondo a ti grito, Señor; / Señor, escucha mi voz; estén tus oídos atentos / a la voz de mi súplica. R.
Si llevas cuenta de los delitos, Señor, / ¿quién podrá resistir? Pero de ti procede el perdón, / y así infundes respeto. R.
Mi alma espera en el Señor, / espera en su palabra; mi alma aguarda al Señor, / más que el centinela a la aurora. R.
Aguarde Israel al Señor, / como el centinela la aurora; / porque del Señor viene la misericordia, la redención copiosa; / y él redimirá a Israel / de todos sus delitos. R.

SEGUNDA CARTA DE SAN PABLO A LOS CORINTIOS 4,13-5,1

Hermanos: Teniendo el mismo espíritu de fe, según lo que está escrito: "Creí, por eso hablé", también nosotros creemos y por eso hablamos; sabiendo que quien resucitó al Señor Jesús también con Jesús nos resucitará y nos hará estar con vosotros. Todo es para vuestro bien. Cuantos más reciban la gracia, mayor será el agradecimiento, para gloria de Dios. Por eso, no nos desanimamos. Aunque nuestro hombre exterior se vaya deshaciendo, nuestro interior se renueva día a día. Y una tribulación pasajera y liviana produce un inmenso e incalculable tesoro de gloria. No nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve. Lo que se ve es transitorio; lo que no se ve es eterno. Es cosa que ya sabemos: Si se destruye este nuestro tabernáculo terreno, tenemos un sólido edificio construido por Dios, una casa que no ha sido levantada por mano del hombre y que tiene una duración eterna en los cielos.

EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 3,20-35

En aquel tiempo, Jesús fue a casa con sus discípulos y se juntó de nuevo tanta gente que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales. También los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: "Tiene dentro a Belzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios."
Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas: "¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido.
Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre." Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

COLECTA DE CÁRITAS: 2.630’00 €

No era la cantidad sobre lo que la pasada semana queríamos incidir. Sino sobre la necesidad de que cada creyente tomemos conciencia de nuestra obligación de ser generoso con nuestros bienes de una forma permanente. Es el modo sencillo de ‘no olvidar a los pobres’.
La colecta ha sido bastante más generosa que los pasados años. Pero no alcanza ciertamente los 10, 20 o 100€ que se os invitaba a dar, si podemos. No obstante hemos de examinarnos siempre de generosidad, cuando ésta ve dirigida a quienes lo necesitan. Necesidad que cada uno ha de conocer mejor desde cerca. Toda colecta pública suele ser magra, vemos la urgencia de lejos. Sin embargo estamos seguros de que, cara a cara con la necesidad, somos mucho más generosos. Vecinos, amigos y familiares sobre todo son destinatarios, sin duda, de nuestras mayores ayudas. Y además, sabemos que hay otra generosidad que es la que nos pide el Señor: darnos. Aportar mi tiempo, mis habilidades, mis saberes e incluso mis influencias para que reviertan en bien de los más pobres, enfermos o marginados. Aceptar la invitación a colaborar cuando se trata de enseñar, aconsejar, acompañar, animar o corregir: todo es caridad cristiana. Y también, salir de mi entorno para asumir como propias las grandes causas: la ecología, la equidad, la justicia social, o los grandes logros humanos a favor de los pobres: la atención sanitaria universal, la educación gratuita para todos, la seguridad de las pensiones.
Todos los cristianos tenemos que ser activos en ‘todas las causas perdidas’, las que no son rentables en valores materiales, pero que van poco a poco transformando a la humanidad.
REFLEXION SOBRE LO PRINCIPAL: LA FE

Al aire de lo dicho caemos en la cuenta de que la base de cualquier iniciativa eclesial ha de estar provocada por algo que damos por sabido y sin embargo es hoy en día el punto más serio de nuestra decadencia: la FE EN JESUCRISTO. Son demasiadas las personas que en nuestro entorno y en el interior de nuestras comunidades se declaran agnósticos, creyentes selectivos o, simplemente, no creen.
La pregunta esencial es: ¿Como transmitir la fe? Por dónde empezar, qué medios utilizar y cómo seducir con nuestra vida, nuestro testimonio sincero y nuestra alegría a quienes nos contemplan. La primitiva Iglesia gozó de buena fama: “Mirad cómo se aman”. Ahí está´ la clave: vivir en Cristo y vivirlo unidos como hermanos.
Y desde ahí: conocer a Jesús sin dar por terminada nunca l tarea de conocerlo más y más en profundidad desde el amor que le tengamos.
‘Conocer’ a Dios a través de su Palabra que es Cristo, pero que está ‘encarnada’ en la Sagrada Escritura, es una asignatura pendiente en el mundo católico y por lo que a nosotros afecta, también en nuestra Parroquia, ¡cuando la Sagrada Escritura debiera ser el medio ambiente de nuestro corazón!
Es una asignatura pendiente desde siempre. Y lo hemos comentado tantas veces. En qué habremos pensado para llegar a este punto de inflexión sin haberlo resuelto.
Estamos convencidos de que se acercan ‘tiempos recios’. Por ello deberíamos dotarnos ya de lo necesario para la larga travesía. “Con pan y vino se hace el camino”. Y con el Pan de la Palabra y en Vino de la Eucaristía no deberíamos temer la travesía. Aún es tiempo de aprovisionarnos de ellos. De esto hemos de hablar en el Encuentro. Seguro.

BAJO LA BANDERA DE CRISTO

Cristo ayer y Cristo hoy
Cristo siempre será el señor
Tu eres Dios y eres amor.
Me has llamado: ¡Aquí estoy!

Qué bien podría sonar este himno del año 2000 en la inauguración de la Misión Diocesana “Iglesia en salida” que hoy se nos anuncia para el 17 de noviembre. El papa Francisco nos dice: ¡Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo!
Se nos pide ‘Pasión para la Misión’. Con san Pablo habríamos podido decir también ‘valentía para evangelizar’. No se trata de ese ‘se puede’ tan repetido en los políticos, los deportistas, los que han de superar una larga y difícil prueba. Eso confunde el carácter misionero del creyente que se sabe enviado y en manos del que lo envía. Su misión no está justificada por el esfuerzo, sino por la gracia recibida de Dios.
No depende de nosotros el éxito. Ni de nuestro esfuerzo ni de nuestra pasión .Ni el objetivo tampoco. Depende del mensaje que llevamos, pues ya está acordado por quien nos envía: Jesucristo. Él mismo es el mensaje, Él mismo es mensajero enviado del Padre y Él mismo nos envía para alcanzar el confín de la tierra y el final de los tiempos. Y Él nos da la gracia para poderlo hacer.
Por tanto, junto a la proclamación de Quién es Cristo que dice la canción de este comentario deberemos enarbolar la Palabra de Dios. Sin conocerla, cómo podremos amarla; sin amarla cómo podremos creer en ella; sin creerla cómo vivirla; sin vivirla, cómo podremos salvarnos y ser uno con Cristo?
No estaría mal para invitarnos todos a la ‘pasión’, a la ‘valentía’ por la ‘misión’ recibida como vocación o tarea de nuestra vida poner como signo externo, junto a la Biblia, a Cristo Resucitado, como hacen nuestros hermanos ortodoxos. La cruz la llevamos en nuestro cuerpo, como decía san Pablo. El resucitado es nuestro destino. Y por tanto ha de estar en el centro del mensaje central sobre Cristo, el Señor.

OTRO CORPUS ES POSIBLE

La pasada semana estábamos todos muy gozosos por la celebración de la fiesta del Corpus. Los niños y sus familias le dan siempre un color especial. La Procesión se había desarrollado como estaba previsto, con más orden, sencillez y asistencia que otras veces. Siempre nos queda el sabor amargo de que será para algunos la última participación pública en la confesión de su fe.
Pero clausurábamos con ello también una etapa de la catequesis de niños que siempre produce agradecimiento a quienes han participado en su desarrollo. Principalmente el grupo de catequistas (en su mayoría padres/madres de los mismos niños comulgantes). Y a ellos les debemos un gran abrazo de gratitud. Puntuales a sus citas semanales con la catequesis. Nada menos que tres: preparación los martes; con los niños, los miércoles; y la misa dominical de familias, los domingos. Es un esfuerzo que han realizado con constancia y con la sonrisa en los labios. Gracias.
Algo sin embargo nos produce cierta angustia: la Eucaristía es expresión de una fraternidad universal; signo de humildad sin límites; generosidad de la propia vida por el testimonio y la misericordia.
Encontramos “otro Corpus posible en el amor” en las líneas del P.Alfonso Ruiz S.I. que responde al envío semanal de nuestra Hoja Parroquial que él lee habitualmente, pensando en Arnedo:
“Me alegro con todos vosotros. Yo celebré el Corpus en una de las cárceles de Yaundé. Comunidad pequeña y sin procesión. Al final me esperaban unos 15 chavales de la calle y nos fuimos a nadar en una piscina que hay en el Hogar: Jolgorio y alegría infinitas. Me faltó la cámara para dejar recuerdo. Un abrazo fuerte a mis curas de Arnedo. Alfonso”.
Gracias, amigo Alfonso, por hacernos reparar que en el corazón de tantos desgraciados de las cárceles de Yaundé también late la esperanza, porque Cristo habita sus corazones ‘sin que ellos sepan cómo’. Es su amigo.

12
Jun
2018
STVRioja Baja STVRioja Baja

Historial de Noticias

Fecha








Contenido

Búsqueda personalizada


© 2008-2018 STVRIOJAAcerca de ...Condiciones de UsoWebmaster Indómita