ver stv en directo bienvenido a stv

Paseíllo final, salva de aplausos y salida por la puerta grande la del torero arnedano Antonio León

STVRioja Baja

Emocionante al escuchar la salva de aplausos de la gente que acudió a dar su último adiós  al que fue matador de toros, el arnedano Antonio León Fernández Velilla, que fallecía a los 78 años de edad, el pasado sábado en la Fundación Hospital de Calahorra.

Los  sobrinos, amigos y gente que  se congregó en la Plaza de  Toros de Arnedo, aplaudieron sin cesar al hacer  su último paseíllo por  la plaza en la que había toreado en más de una ocasión, entraba y salía por la puerta grande  como los grandes toreros.

El torero arnedano, comenzó su andadura como matador de toros el 23 de septiembre de 1962, era un gran torero y sobre todo en el arte del volapié que supo ejecutar como el mejor. Toreo en las mejores e importantes plazas de España, y América en los años 60 y se codeó con los toreros de renombre de aquel entonces.

Sufrió más de 57 cornadas, pero la más horrible según nos relataba  Antonio León en vida, fue en  la monumental de Barcelona, donde toreó en más de 14 ocasiones, lo mismo que en Madrid.

Su primera becerrada la hizo en Arnedo el día de la Virgen de Vico, 8 de septiembre de 1946 y en 1948 se fue a Sevilla  para hacerse torero, que es lo que más quería. Los triunfos y la fama de buen matador le vendrían en los años 60.

Entre las personas que acudieron a la plaza de toros, el Alcalde de Arnedo, Juan Antonio Abad, y varios concejales.

También estuvo en todo momento y trabando del ataúd, el torero arnedano, Diego Urdiales que  en todo momento estuvo apoyado por el torero fallecido

En vida Antonio León, fue monaguillo y prácticamente  comenzó con sus compañeros a ensayar lo que sería  mas tarde su profesión, nos lo cuenta el también arnedano  Felipe Abad  León que vivió junto a el estos comienzos toreros.

Uno de los sobrinos y taurino, Rafael León, nos  recordaba  lo que su padre José había vivido con  su hermano, ya que  alguien  dice que si Antonio León fue torero, fue por el gusanillo que le introdujo su hermano José, que en palabras de Antonio León, fue inimitable y siempre le capeaba  ante sus padres Mauricia y Gumersindo, las muchas cogidas que sufrió, pero eran siempre recuperables.

Mañana  será incinerado  y  a las 20 horas se realizará la misa de Veracruz en la Iglesia  de Santo Tomás de Arnedo, las cenizas serán esparcidas en la Plaza de toros, como el pidió.

14
Jul
2008
STVRioja Baja STVRioja Baja

Historial de Noticias

Fecha








Contenido

Búsqueda personalizada


© 2008-2017 STVRIOJAAcerca de ...Condiciones de UsoWebmaster Indómita